Cerca de una centena de niños participan en un taller de pintura luminiscente en Vera



08/08/2017

Un centenar de personas aproximadamente, entre ellas usuarios de la Asociación de Personas con Discapacidad Intelectual Asprodalba, participaron en el taller de pintura luminiscente “Pintando estrellas en la noche”, impartido recientemente por la artista veratense Cristina Gómez. La actividad, organizada por la Concejalía de Cultura, Turismo y Festejos del Ayuntamiento de Vera, tuvo una gran acogida ocupándose todas las plazas disponibles desde horas antes de su celebración.

Este taller, que acogió el Convento de la Victoria, estaba dirigido especialmente a los más pequeños con el objetivo de acercarles la pintura y, como consecuencia, al arte, tanto a los niños como a sus padres, mostrándoles que pintar puede ser muy divertido, incluso mágico. Asimismo, sirve para potenciar la creatividad de los más jóvenes, de una forma divertida y ociosa.

Durante dos horas aproximadamente, los participantes pudieron experimentar como pintar cuadros que, con luz muestran unos colores, y en la oscuridad cambian por completo. “Mi idea es crear obras que pueden apreciarse en cualquier condición, de día con unos colores bonitos y en la oscuridad con luces mágicas cambian de color. Son pinturas únicas y con alma”, explicaba la artista durante el taller.

La actividad estuvo dividida en tres partes: la primera, con la presentación del taller, explicación de las directrices e instrucciones, y confección de una linterna de luz ultravioleta casera; en la segunda, durante una hora los pequeños elaboraron sus propias obras con la pintura luminiscente; en la última parte, la oscuridad se adueñó del convento para poder contemplar las obras brillar.

El taller coincidió con la exposición “Salvaje”, de Cristina Gómez, muestra clausurada el pasado día 3 en el Convento de la Victoria, donde esta licenciada en Bellas Artes mostró su visión particular del mundo y la naturaleza. En ella, muchas de sus creaciones más coloristas usan también la técnica de la pintura luminiscente. Este tipo de pigmentos brillan en la oscuridad con luz ultravioleta, como pudieron comprobar todos los asistentes al taller. No obstante, la técnica estrella que ha usado la artista en las obras de la muestra es el ‘dripping’, la técnica por goteo que permite la conexión directa del pensamiento y la acción del artista. Para ello usa nuevos recursos, pintura aplicada con trapos, directamente del bote, mezclando todo tipo de materiales, y tratando toda la superficie con la misma intensidad. “A veces abandono el pincel y el caballete, salpicando de manera espontánea, sin un esquema prefijado. Para mí es la expresión directa de los propios sentimientos en colores sumamente vivos. Hay un dinamismo y espontaneidad que me atrapa como espectadora”, narra la pintora.

Tras el rotundo éxito del taller de pintura luminiscente, la artista ya se plantea nuevas actividades “que sé que van a ser experiencias únicas y enriquecedoras para quienes quieran aprender cosas nuevas disfrutando, pasándolo en grande y evadiéndose de todo... porque crear es crecer personalmente”, afirma.


Imagenes


Un grupo de participantes con la pintora Cristina Gómez
 

Usuarios de Asprodalba participaron en el Taller
 
  
 
GOOGLE FACEBOOK YOUTUBE NEWSLETTER BLOGS